¡FELICIDADES, HARVEY!

HARVEY                                                                                        Harvey Keitel, 75 años

No voy a hacer una hagiografía de Harvey Keitel, para eso está Google y una inmensidad de estudios especializados, en Innisfree hablamos con las vísceras siempre (incluido el corazón, claro). Aquí ya apareció como el señor “Blanco”, él era uno de los reservoir dogs de Tarantino, y cómo no, interpretando a ese granuja llamado Auggie Wren, con  monólogo final incluido, a pelo frente a la cámara. Pero Harvey nos gusta en muchos más papeles, en las “Malas calles” de Scorsese, o como Judas en la magnífica “La última tentación de Cristo”, también bajo las órdenes de Scorsese, tan humano y lleno de piedad, dándonos otra dimensión de tan polémico personaje bíblico. En fin, nos encanta su divertido papelito en el melancólico “Hotel gran Budapest” de Wes Anderson de convicto trillado y lleno de tatuajes. Este tipo de rostro impenetrable sigue en forma, nos alegramos.

Queremos homenajear los lustrosos 75 años que cumplía ayer este actor como la copa de un pino, con una escena que no llega a dos minutos, pero que en tan corto espacio explica en qué consiste ser eso, un actor, sin necesidad de adquirir a plazos ningún libraco infumable ni de formarse en el método Stanislavski. Escena de “Teniente corrupto”, quizás la película más desolada que haya protagonizado. Ahora dirige Abel Ferrara (“El funeral”), ese director tan excesivo como genial. Una historia terroríficamente hiperrrealista para la que el adjetivo de sombría se queda corto. Lo dicho, ¡Felicidades, Harvey!.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Intensidad…

Anuncios

4 pensamientos en “¡FELICIDADES, HARVEY!

  1. Siempre que veo que en el reparto de una pelicula aparece él, sonrio.
    Luego de su papel como Auggie Wren (Si no me equivoco, los nombres son quimeras para mi) y su historia de navidad (Con la cual cualquiera puede sonreir, llorar, y sentir lo que es una historia de verdad) se lo grande que es, quisiera llegar a esa edad con esa actitud jajaja! (Felicidades para el mundo!!)
    Un beso!

    • Exacto, en “Smoke” el personaje de Auggie representa el sabor de una historia con la que se puede reír, llorar, desesperarse y otros cientos de estados de ánimo. Un beso, y gracias por tus comentarios siempre tan acertados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s