LUNEANDO LXXI: GUADALUPE PLATA

P1010144                                                                                                               Foto de Atticus

 Si, si, no se equivocan, es una burbuja azul la que envuelve a los tres personajes del luneando de hoy, los componentes del grupo Guadalupe Plata. No se si se debe al efecto de los focos o al efecto hipnotizante de su música, que te hace flotar literalmente en una burbuja. Sala “Pussy wagon”, Albacete, jueves 10 de abril, la foto es lateral porque estamos en el palco de esta sala de madera con tanto encanto, concretamente en el flanco derecho. Lleno absoluto, entramos con los primeros acordes. El público desde el inicio entregado a la causa, entusiasmados, hipnotizados (reincidimos deliberadamente), por la intensidad y el perfeccionismo de los andaluces de Jaén, como los aceituneros altivos a los que cantaba el poeta. Se notan los ocho años bien aprovechados que llevan tocando juntos. Suenan sus lamentos, Milana, aparecen por conjuro serpientes volubles, malditas ratas y pobres gatitos asesinados. Comprobamos con estupefacción las virtudes de ese barreño mágico. ¡Alucinante!, música que invade tu piel como un tatuaje, música sudorosa, marcada a fuego. La describe de forma muy gráfica su batería, con el que charlamos mientras saboreamos a puerta cerrada un rico mezcal, como un puñetazo, por su pegada, por su capacidad de llegar a todo el mundo. También nos cuenta que vienen de Méjico y que pasearán sus huesos por los Estados Unidos. Unos verdaderos cracks los tres componentes de Guadalupe Plata, ni una “mieja” de pretensión en sus palabras, no van de divos inaccesibles. La naturalidad de los genios.
Un grupo con mucho recorrido, lo de cruzar el Missisipi no es casualidad, ello nos habla de la universalidad de la música que hacen, ese blues teñido de rock y viceversa, alimentado a guitarrazos y a golpes de batería, que bien podría sonar bajo el sol crudo de Jaén, rodeado de lagartijas, o el del desierto de Sonora, rodeado de cactus.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Queríamos pegar alguna actuación en directo, pero el sonido no nos convencía, entonces nos encontramos con esta demoledora versión en estudio de “Milana”. Nos acordamos del pobre Azarías…

Por cierto, celebramos los dos añitos de “The way to Innisfree”, con Guadalupe Plata. Un 11 de abril de un lejano 2012 comenzaban las andanzas de Atticus por las verdes praderas de Innisfree. Desde aquella remota fecha nos contemplan más de doscientos treinta artículos de música, cine, literatura, poesía o relato. Atticus está muy agradecido por el seguimiento de los innisfritas del mundo, un fuerte abrazo a todos, y a por otro año más.

 

 

 

Anuncios

6 pensamientos en “LUNEANDO LXXI: GUADALUPE PLATA

  1. Pues sí Mr. Atticus, un auténtico conciertazo. El público entregado a ellos y ellos entregados al público, dándolo todo y demostrando su virtuosismo salvaje y descarnado.
    Y que decir de esa invitación a hablar y tomar algo con ellos en el local una vez que el sitio estaba vacío, demostrando su cercanía con la gente.
    Saludos desde mi mazmorra mientras me tomo un chupito de mezcal de Oaxaca!!!

    • Qué le voy a contar, Mr. Joseph, que pudo salir a la superficie desde la oscuridad de su pútrida mazmorra para contagiarse de la magia de Guadalupe. Espero que le dure el dulce regusto de ese mezcalito, ¡viva Guadalupe plata!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s