LUNEANDO LXIX: LEÓN BENAVENTE

 

 

P1010133                                                                                                               Foto de Atticus

“Ser brigada”

León Benavente son Abraham Boba, Luis Rodríguez, Edu Baos y César Verdú. Profundicemos. Quiénes son realmente estos tipos. Pues escoltas de lujo de un tal Nacho Vegas, o componentes de otros supergrupos de la escena nacional como Shwarz o Tachenko (que, por cierto, clavaron un conciertazo en la reciente “Radio encendida”). Esos cuatro señores brillaron de lo lindo en “la escena”, un pequeño pero cálido local dentro de la sala Zahora de Ciudad Real, el pasado jueves. Desgranaron, poco a poco las canciones de su disco de debut, con el que han sorprendido gratamente a crítica y público. Una intro instrumental para entrar en ambiente. Luego sonaron su “Rey Ricardo”, “Estado provisional”, “Las hienas” o “Revolución”. Pero también se salieron de su disco homónimo y atacaron a los Ilegales con su versión de “Europa ha muerto”, incluida en su EP “Todos contra todos”, del que también brilló la crítica “Avanzan las negociaciones”. Detrás de muchas de estas composiciones puede intuirse la sombra del ya mencionado Nacho Vegas (que ya tuvo su Luneando), y, por supuesto, la de ese poeta oscuro llamado Javier Corcovado. Aunque la voz de Abraham Boba se alza con plena autonomía, entre la intensidad o la asepsia ( por ejemplo, en la magnífica “Ser brigada”, tema seleccionado), según requiera el tema.
Parte final, merecido bis ante un público satisfecho, contento. Le toca su turno a las joyas del disco, dos: “La palabra”, que ya destacamos como una de las grandes canciones nacionales en aquel “Luneando especial nacional”, y, cómo no, “Ser brigada”. Pensamos que esta canción es la nueva canción generacional, como lo fueran “De viaje” de los planetas, o “Fuerte” de Surfin bichos, o quizás la cara B de aquel “Toro” del Columpio asesino (pensamos que más racial). Solo que ahora no hace falta irse hasta Berlín para perder la cabeza, con encontrarse con una chica con mirada pícara en el parque del Retiro es suficiente. Sin duda perdurará en el tiempo, porque es una pieza de relojería rockera perfectamente medida. Sorprende su duración de más de cinco minutos, cosa rara en hits de este tipo. Y voy a decir una tontería, pero para eso éste es mi blog, y es que me encantan esas canciones que parece que “comienzan ya empezadas”. Esto es algo que ocurre con “Ser brigada” y con algunas películas de la “Nouvelle vague”. Porque eso es lo que parece “Ser brigada”, una aventura entre dos de las que rodaban estos franceses locos por el cine. En sus estrofas se pueden vislumbrar fotogramas en los que aparecen Jean Paul Belmondo y la preciosa Jean Seberg al final de la escapada. Pues eso, contemos, “uno, dos y tres, y nada nos podrá detener.”

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Se conocieron en el parque de El Retiro en 1992…

LUNEANDO LXVIII: “OLSEN OLSEN”(SIGUR ROS)


 

 

 

 

 SIGUR ROS II

 

“OLSEN OLSEN”

 Nos vamos de Argentina a Islandia, nada más y nada menos, para celebrar el gozoso advenimiento de la primavera con “Sigur Ros”. Estamos en los volcanes islandeses “Font silence”, las nubes avanzan de vez en cuando aunque el cielo es claro, la hierba crece y las fogatas calientan nuestros corazones. Si, no se equivocan, Sigur Ros repite, pero merecidamente porque son capaces de anunciar la primavera con preciosidades como ésta. Una obra de arte hoy en Innisfree, música para el alma pero también para el cuerpo, y yo creo que hasta para ser un poco mejores.

 Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

 

 

 

HISTORIAS ÍNFIMAS(I): A LOS CLOWNS

Inauguramos sección en Innisfree, llega con la primavera, una sección que irá y vendrá, como las lluvias de marzo (Ay, como las “Aguas de Marco” de Jobim). Buscamos la síntesis, lo minúsculo, lo ínfimo, nuestras historias serán como las lonchas de jamón york que nos corta cada sábado por la mañana nuestro charcutero favorito, hoy tocan clowns…

 

“A LOS CLOWNS”

 

                                                                 Pero sobre todo al gran Javi Culipardo

 

 

CLOWNS 

 

   El clown cerró su negocio temporalmente, colgó el cartel de: CERRADO POR PERFORMANCE”.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

 

 

 

HAIKUS DEL ECO

                                                                                                   Para Marlene, siempre

P1010093                                                 Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

LUNEANDO LXVII:”ÉL MATÓ A UN POLICÍA MOTORIZADO”


 

 

 

 

 

scorpio 

 

 

“La dinastía scorpio”

 

 

Conocí a este grupo argentino gracias a J, vocalista de los planetas. Fue en un fascinante programa de Radio tres (cómo no) en el que viajaba por las raíces de su también fascinante leyenda del espacio. Por allí desfilaron Manolo Vallejo, las Shangrilas o la mismísima “Niña de los peines”. Escuchando este programa y otros en los que ha colaborado J (les recomiendo sus colaboraciones con Babasónico radio) me he dado cuenta de que es un verdadero erudito, un obseso iconoclasta de la música, aunque algunos aficionados al topicazo le vean como un zumbao atrapado por la dulzura de las sustancias psicotrópicas (ya saben, aquello de que los planetas se disuelven).

Pero no nos vayamos por las ramas, toca hablar de “Él mató a un policía motorizado” (uno de los nombres de grupo más alucinantes que he escuchado en los últimos tiempos; le hubiera encantado a Kerouac). Como adivinarán, me quedé prendado del tema que sonó en aquel programa. De hecho, ellos ya sonaron en un luneando internacional especial. Los retomo porque ha llegado a mis oídos su magnético (como el primer breve tema) disco “La dinastía scorpio”. No es gratuita la referencia planetaria, porque suenan a los mejores planetas, los de la época del motor del autobús. Escuchando el disco pensé que la voz de J podría sustituir perfectamente la cálida voz del grueso y simpático líder del grupo, el gran Santiago motorizado.

Los guitarreos iniciales de los distintos temas nos pueden recordar a los mejores Strokes, no los de ahora claro, me refiero a los del “Is this it” o el “Rooms of fire”. Aunque los argentinos consiguen un sonido propio, un rock psicodélico peculiar. “La dinastía scorpio” es un disco que huele a lluvia y a nostalgia, con temas de una efusiva languidez que acarician con sus letras que pueden ser espejo de lo que nos ha pasado alguna vez, o que nos esté pasando, por qué no. Como somos muy de “Los planetas” aquí en el planeta Innisfree (si siguen habitualmente el blog se habrán fijado), hemos elegido “Nuevos discos”, que podría haber sido una pieza de ese motor del autobús que citábamos antes. Nos encanta la progresión de la canción. Y solo les puedo decir que estoy eufórico porque a primeros de mayo podré verles en el SOS Murcia.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

UNIVERSIJAZZ 2014: COLECTIVO CUBANO DE JULIO MONTALVO

 

 

 

 MONTALVO II

                                                                                        Foto: J.Fijo -CREC  

 

Un artista renacentista llamado Julio Montalvo arrasó Ciudad Real con su quinteto. Desconocíamos hasta ayer que el renacimiento  también se localizó  en Cuba, Julio es la prueba. No solo toca el trombón como los ángeles, también canta, recita (con ese emotivo texto que sirvió de intro al tercer tema), baila e interactúa con el público valiéndose de su simpatía y su desparpajo, hasta improvisando una versión en clave de jazz del “Hey Jude”. El concierto de ayer tuvo momentos simpatiquísimos, bandas como la de Montalvo hacen pensar que la vida es más fácil en compañía del jazz.

Centrémonos. Plantel de lujo: Julio Montalvo al trombón; Jorge Roque, al saxo alto; Luis Guerra al piano; Abel Sanabria al contrabajo y Georvis Pico a la batería, desgranaron las canciones de “Claudia”, el último trabajo del cubano, dedicado a su niñita. Jazz vanguardista y cosmopolita que tiene sus fronteras mucho más allá de Cuba.

Comienzo fascinante, saxo y trombón descienden poco a poco las rampas hacia el escenario. Ni una palabra, solo música, ya que el diálogo entre ambos metales es perfecto. De fondo, el mar en calma del contrabajo, la batería y el piano. Los solos prodigiosos de Jorge y Julio son una declaración de intenciones de lo que será la velada, ¡qué emoción! Por cierto, Jorge Roque, no solo nos recuerda físicamente a Paquito D’Rivera, ¡puf!, qué talento. Un clásico de Duke Ellington, “In a sentimental mood.”

Nos vamos a “El palacio de las golosinas” acompañados de la exuberancia de los potentes fraseos del saxo, que parece que con cada soplido sacude los demonios del paraíso. El trombón le va a la zaga, y Julio saca el alma de Dizzy sobre el tapete, jazz puro, sin condiciones, sin excusas. Todoterreno Montalvo toma la voz, ¡también canta!

Preámbulo de “El laberinto”, Julio recita un bonito texto sobre África y el piano entra suave. Contrabajo y batería se unen a la fiesta. Fraseos Coltranianos del saxo de Jorge, construcción en la destrucción de la melodía.

Les toca los solos a piano, bajo y batería, ¡qué nivel! El ritmo del laberinto nos recuerda a Mongo Santamaría. El siguiente tema es  lento, “When I say I love you”,  nos sosegamos, y los sonidos metálicos de la batería suenan titilantes como reflejos de la bahía, el piano se luce, y el trombón termina de arrullar el canto de los pájaros. Terminamos con un  “I love you”  en la dulce voz de Montalvo.

Ahora le toca su turno al funky, con “El mapa del tesoro”. Sonido urbano; del saxo emanan burbujas setenteras, entre Quincy Jones, el policiaco y Herbie Hangcock. Luego explota para nuestro gozo. Finalmente toma el mando de la operación Montalvo y cierra un duelo delicioso. El piano hace la cortinilla, suena a persecución por las cuestas de San Francisco.

Nuevo tema lento, “Yo pienso en ti”, pieza romántica. Abre mágico e íntimo el saxo y la voz de Montalbo. Medley puramente cubano, todos cantamos “Si se rompe ese convoy…” Luego va el “Hey Jude” comentado, aquí caben hasta los Beattles, este tipo es capaz de levantar a un cadáver.

Último tema, “South west”. El contrabajo introduce, luego juegos vocales del saxo. De repente, saxo y trombón nos declaran la guerra, ¡más madera!, diría Groucho. El piano continúa en un bucle temporal atropellando cubos de basura en San Francisco. Batería y contrabajo sobrios y elegantes durante toda la velada. Siempre pensé en el contrabajo como el que marca las constantes vitales en la gráfica del jazz, el que marca su ritmo cardiaco. Montalvo saca a escena un llamativo trombón rojo (¿homenaje al reciente carnaval?). En fin, un completo festín, otro más a cuenta de Universijazz, ¡y van!

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

*Hoy colabora con nosotros un amigo bloguero que hace unas fotos de eventos musicales que son una genialidad, lo podéis comprobar en “Ciudad Real en concierto”, aquí tenéis el enlace:     http://ciudadrealenconcierto.blogspot.com.es/

Track list:

 

  1. “In a sentimental mood”(Duke Ellington).
  2. “Palacio de golosinas”(Julio Montalvo).
  3. “El laberinto”(Julio Montalvo).
  4. “When I say I love you”(Julio Montalvo).
  5. “El mapa del Tesoro”(Julio Montalvo).
  6. “Yo pienso en ti”(Julio Montalvo & Emilio Ricart “Chambe”).
  7. “Hey Jude”(Lennon & Mc Cartney).
  8. “South west”(Julio Montalvo).

Un poquito de música para celebrar el triunfo del jazz, empezamos por el final del concierto, “South west”…

“DÍAS DE PESCA EN PATAGONIA” (CARLOS SORÍN;2012)

 

 DÍAS DE PESCA

Días de pesca en Patagonia es la última película del argentino Carlos Sorín. Afortunadamente sigue instalado en la cariñosa Patagonia de sus espléndidas “Historias mínimas”. Tan árida como la Nebraska de la que hablábamos hace bien poco, pero los lugareños de esta extensa región  rezuman hospitalidad. Vendedores ambulantes de medio pelo, ancianos ya en el crepúsculo que no tienen nada que perder buscando a su perro, o tipos en este caso acompañados de su perro (en la espléndida “Bombón el perro”) que luchan por sobrevivir en el mundo, forman el paisaje humano de sus películas. Gente corriente es la que construye lo que podríamos llamar la épica Soriniana, que consistiría precisamente en todo lo contrario a la épica.

Aquí el protagonista es Marco, viajante de comercio y ex alcohólico que decide cambiar el rumbo de su vida tras desintoxicarse. Elije para ello la pesca y un pueblecito llamado Puerto Deseado, durante la temporada de la pesca del tiburón. Allí vive Ana, su hija, a la que no ve hace años. En los ojos de Marco (magistralmente interpretado por Alejandro Awada) se concentra el gesto mínimo de las historias de Sorin.

Es deslumbrante el ejercicio de simplificación narrativa que hace el argentino, contando lo esencial y desechando lo superfluo. Eliminando el barniz pesado que pueda lastrar de excesivo dramatismo al discurso. Sin caer ni en lo lacrimógeno ni en el excesivo exhibicionismo (principales vicios del cine actual), haciendo de todo ello una elipsis invisible.

En definitiva una historia perfectamente contada, de reproches silenciosos, de miradas que lo dicen todo y de segundas oportunidades. De fondo, la pesca y una colección de cielos plateados. Una preciosa música de Nicolás Sorín, emotiva en lo justo, redondean una película, eso, redonda, perfecta en su aparente simpleza.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Para que abran boca…