ERNEST BORGNINE

 ERNEST BORGNINE

    Ernest Borgnine (1917-2012)       

 

 In Memoriam…

Reconozco de antemano, antes de escribir nada que llegamos tarde al aniversario de Ernest Effron Borgino, más conocido como Ernest Borgnine, actor inolvidable, hijo de inmigrantes italianos, procedentes de Módena. Pese a proceder de Módena su gesto no era avinagrado; una sonrisa abierta, incontestable, incondicional, con unos inconfundibles dientes separados le precedía. Y esa nariz de porra. Digo lo de que llegamos tarde porque moría un ocho de julio del  año 2012. Pero en “the way to Innisfree” le debíamos una, ya que el pasado 18 de septiembre le dedicábamos una crónica merecida a “Marty” ( 1955), sin duda, el personaje que le encasilló (como nuestro adorado Atticus a Gregory Peck, o Ethan a John Wayne), en la que no hacíamos mención a su muerte. Un pequeño desliz que hoy solventamos.

En aquella crónica ya hablábamos de ese hombre de una sola pieza, gregario incomparable de Pike en “The wild Bunch”. Ese eterno bonachón al que confiarías tu secreto más oculto. También fue aquel papá vikingo de Kirk Douglas, o el desdichado terrateniente en Jubal. Aunque la historia del cine le concedió  papeles de “malo”. Si no recordemos a aquel militar un poco psicópata en “De aquí en la eternidad”, que despacha una paliza de muerte al magro Frank Sinatra. También formó parte de la banda de los malvados en ese western tan barroco y eterno llamado “Johnny Guitar”.

Para la memoria ese rudo policía de Nueva York de luna de miel con su mujer en “La gran aventura del Poseidón”, u otras pequeñas apariciones en grandes películas como “Veracruz” (junto a Gary Cooper, Burt Lancaster y Sara Montiel), “Conspiración de silencio”  o “Los doce del patíbulo” ( dos extraordinarias películas de tipos duros, cómo él).

Analizando la obra que nos deja, queda claro que fue un trabajador nato. Un actorazo de la vieja escuela, que hizo cine casi hasta su muerte ( la última película en la que aparece, “Red”, es de 2010). En ese patrón que señalábamos de “buenazo” ha tenido apariciones en series tan populares como “Los Simpsons” (recordar ese capítulo desternillante en el que Bart se va de excursión con los boy scouts). Pero, aunque no sea su última aparición en la gran pantalla, su testamento cinematográfico lo sella con Sean Penn tras la cámara, con la emotiva historia que hoy les ofrecemos y con la que Atticus quedó rendido. Una historia corta que se enmarca en la película documental “11-S”, rodada en 2002, tras la conmoción que aún azotaba al mundo. Lo forman varias historias en torno a la tragedia. Sobre todo me acuerdo de ésta y de la vibrante reconstrucción del golpe de estado de Pinochet que clavó Ken Loach (irónicamente, esta acción militar se produjo un 11 de septiembre). En el conjunto destacaban asimismo visiones tan dispares como la de la iraní Samira Makhalbaf , la del mejicano González- Iñarritu ( bastante claustrófobica), o la del francés Claude Lelouch.

En fin, disfruten de este corto que es un primor  lleno de arte, de poesía y de luz después de la oscuridad. Un merecido homenaje a un actor inolvidable, al que adoramos aquí en Innisfree.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Entradas relacionadas:  https://thewaytoinnisfree.wordpress.com/2012/09/18/marty-delbert-mann-1955/

 

 

Anuncios

5 pensamientos en “ERNEST BORGNINE

  1. Un pedazo de actor que aunque tuvo un oscar, permaneció en sus sitio. El cual era como segundo actor, dando lustre a cualquier producción. Ya que en estados unidos, los secundarios cuando alcanzan cierto nivel, son tan valorados como los primeros actores e incluso mas en muchos casos.

    Diferente a lo que pasa aquí, que cualquier mindundi hace cierta gracia en algún papel y ya tiene película propia y se olvida de que para que una pelicula tenga exito tambien debe de haber buenos personajes en segundo plano. Claro, luego pasa lo que pasa. Cuidate

    • Totalmente de acuerdo, amigo Plared. El cine americano ha estado plagado de secundarios memorables de los que Ernest Borgnine puede ser claro ejemplo ( Karl Malden,Walter Brennan, John Mcyntire, Joe E. Brown y tantos otros). Y eran tan buenos como los principales.
      También es cierto que el cine clásico español ( no el actual) estaba trufado de actores inolvidables. Solo hay que ver el cine de Berlanga ( Manolo Morán, Pepe Isbert, Manuel Alexandre). Un abrazo, encantado de volver a verte por aquí.

  2. Es un video perfectamente nostálgico, hermoso, un personaje amable, y es que el actor encara esa dura realidad facilmente. Pura poesía Atticus. Un gran beso y gracias por otorgar esta joya en lo cotidiano, para que la brisa de este artista rompa el día a día.
    Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s