LUNEANDO XXXVIII:”LA CAÓTICA RADIO ENCENDIDA”

 

 

 

P1000687                                                                           Jerry&Atticus ( foto de Atticus)

 

 

 Sin que sirva de precedente hoy luneando se convierte en “domingueando”, ya que estamos en Madrid, domingo 7 de abril, la Casa Encendida…

 

 Para María, malagueña salerosa

 

 Día luminoso en Innisfree, Atticus tiene que madrugar para poder plantarse en la fiesta anual de su radio preferida, Radio tres, por supuesto, “la Radio encendida”, en la Casa Encendida de Madrid. Blues, rock, flamenco y pop se dan la cita. Un cartel variopinto, desde el “andalú” Kiko Veneno hasta los vascos McEnroe, y Tomasito entre medias.

El sol se nubla cuando llega a Atocha, pero el tiempo es agradable. El sol se vuelve a nublar cuando llega al recinto y se encuentra con una cola kilométrica que se dobla hasta la calle del Amparo. Atticus se siente desamparado. No va a polemizar sobre el sistema de acceso a los conciertos, solo lo va a describir: Caótico.

Cruza los dedos para poder entrar en el de Jorge Pardo y amigos. ¡Lo logra!, y en unos segundos todas las nubes de su cabeza se disipan. De intro unos conocidos en Innisfree, ese grupazo de jazz flamenco llamado Patax.

Le toca salir a Jorge Pardo, el homenajeado, figura del jazz patrio, con su flamante flauta rodeado de otros tantos genios. Un tipo que de jazz flamenco tiene mucho que decir. Solo una pequeña puntualización a Teo Sánchez, responsable de ese genial programa llamado “Duendeando” de parte del responsable de “Luneando”, hombre, no cabe duda de que Pardo es uno de los grandes, pero de ahí a catalogarlo como el creador del jazz-flamenco hay un abismo. Antes de  “La leyenda del tiempo”   ( disco, que quede claro que Atticus adora), existe un señor llamado Don Pedro Iturralde que parió esa joya primorosa llamada “Jazz flamenco”.

Bueno, centrémonos en el concierto. De repente, aparece en escena ¡Jerry González!, ese zombi maravilloso que no conoce la luz del sol y que se alimenta solamente de las notas de su trompeta, enorme trompetista y mejor timbalista (Atticus quedó deslumbrado cuando le vio en Clamores), con Antonio Serrano, el mago de la armónica. Juntos, en “Bulerías a los cuatro vientos”. Y para terminar, la gracia y el arte de Tomasito, un “asalvajao” de “cuidao”.

En fin, comienzo brillante, a comerse un bocadillo y esperar a ver a qué otro concierto podemos entrar. El próximo objetivo es Kiko Veneno a las cinco. Me siento en un banco de la acera de enfrente de la Casa encendida a comerme en soledad un sándwich de Nutella ( si, dije bien, Nutella, he traicionado a la Nocilla de mi infancia). Tengo un compañero de banco que se está zampando un bocata de atún y lo remata con ¡un polvorón!, en plena primavera, si, no estoy borracho. Sin duda, una reliquia culinaria de las ya lejanas navidades. Cómo observarán estoy aburrido y tengo que engañar a mi aburrimiento escribiendo. Encima de mi cabeza las nubes se cierran cada vez más, huele a chaparrón inminente. Dirán, Atticus tiene una fe, y tienen razón.

Cruzo la calle y entro en un bar para aliviar mis necesidades fisiológicas trasformándolas en pis, y ¡a que no sabéis a quien me encuentro!, ¡Si!, a ese exactamente, es Jerry González, el mismísimo jefe de los piratas del flamenco, el apache del Bronx., ¡y sin gafas!, sus ojos conocieron el sol, hoy escondido entre las nubes de Madrid. En primicia the way to Innisfree les muestra  los ojos de Jerry y quien se esconde detrás de la identidad secreta de Atticus. Dos por uno, para que se quejen.

Departimos un poquito y después de que el mencionado al inicio de la crónica, Teo Sánchez, que está en el grupo, nos tire unas fotos, Jerry me suelta: “esto se podría titular, hasta los cojos bailan el son.” Y es que Atticus lleva muleta. Se lo permite porque es quien es, un crack lleno de amabilidad y de pureza. Nos reímos y nos despedimos.

A las tres he quedado con una amiga virtual que se convierte en real en la puerta del Price. Comemos en la cafetería, y hablamos de lo divino y de lo humano, de lo artístico y de lo prosaico, pasando por lo profano, y nos damos cuenta de que el mundo es un pañuelo, ni más ni menos.

Volvemos a la “Casa de los horrores”, porque la cola ha crecido, antes doblaba una esquina, ahora dobla dos. Decidimos tomar un café en un bar próximo. Todos están atestados, lo que nos encamina a la tetería turca “Beirut”, en Lavapies ( recordamos a ese gran grupo llamado “Beirut”, una pausa en tan caótica crónica), donde probamos el hasta ahora desconocido ,para Atticus y para su amiga, café turco, acompañado de unos pasteles árabes deliciosos. Nos olvidamos del tiempo y de la cola, hablando de todo un poco y de poco un todo. Al final nos quedan los densos posos del café turco, cuyo misterioso significado no logramos descifrar.

Así que nos aventuramos de nuevo a la cola. Lo que antes parecía la espera para un vuelo Madrid-Tombuctú ahora es la cola de los aledaños del Bernabeu para comprar entradas de la final de la Champions.

Me vuelvo para Innisfree. En fin, un día luminoso pero no por la luz de la radio encendida. Mi más sincero reproche a los organizadores del evento, un caos modélico. Tirón de orejas para mi querida Radio tres, eso no se hace, o por lo menos se avisa.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Como canción selecionada una preciosidad llamada “Siempre junto a ti” de Pepe Delgado. Les dejo con el mago de la trompeta , Jerry González, cuyos ojos conocieron hoy el cielo de Madrid…

Anuncios

8 pensamientos en “LUNEANDO XXXVIII:”LA CAÓTICA RADIO ENCENDIDA”

  1. Bonito día Atticus,,,,, ya me hubiera gustado acompañarte, como en otras ocasiones pero me hubiera anclado en el primer bar y hubieras tenido que cuidar que no me quedara dormido en algún rincón.
    Los domingos musicales volverán algún día, ahora toca pasear con mis hijitas.
    No soy muy de Jazz pero me lo pasé muy bien cuando me llevaste a ver al Sr Camilo.
    Por decir algo negativo, dejé de escuchar R3. En tiempos del ejército rojo estaba muy politizada y ahora con el tercer reich ha perdido calidad musical y se viste de radio independiente.
    Un abrazo,,,,,
    Te dejo un grupo que conocí hace poco y me gustó bastante

    • “Pop preciosista in the swimming pool” podríamos titularlo, muy bonita, muy emotiva, me encanta la progresión tan natural de la canción, y la pinta de los chicos, es muy normal, sin pose ninguna, artesanos, parece que después de recoger los instrumentos tengan que ir corriendo porque deben hacer un examen de física.
      De lo de Radio tres, estoy de acuerdo, pero aún así es la única radio potable en la que hoy por hoy se puede respirar. Es una forma de decirlo, más bien me llevaste tú a mi a ver a Michel Camilo, gracias amigo, siempre recordaré como nos quedamos boquiabiertos cuando tocó “From within”. Un abrazo para toda la familia, padrazo.

  2. Me encanra esta crónica tiene cierta sustancia atolondrada, apurada pero atractiva; placentera al ojo.
    Saludos y abrazos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s