“MATADORA: LA VACA DE BAKUNIN”(I)

 

matadora

                                                          Este cuadro es de mi amigo Julio Martín

Un intenso mugido despertó al resto de compañeras, que dormitaban perezosamente. Eran las seis de la mañana, acababa de despuntar el alba, y un denso vaho merodeaba por los hocicos de Matadora, también conocida como “la vaca de Bakunin”. En su establo se amontonaban apiladas las obras de sus “padres”, como ella los llamaba: “El capital” de Marx, “El libro amarillo” de Mao, la biografía de Lenin, “Los diarios de motocicleta” del Che Guevara. Nadie podía negar que se trataba de una vaca culta, y tendente a la izquierda. Pero su verdadero padre, su ideólogo de cabecera era Bakunin, y todas las noches hojeaba cariñosamente su “Catecismo revolucionario”, añorando un futuro más justo. Pero también había un hueco para las lecturas ociosas, y atesoraba un ejemplar de un manual de canto de la mismísima Callas para educar la melodía de sus mugidos, sin olvidar que debían ser látigos revolucionarios.

Cada mañana arengaba a las suyas con un discurso. Hoy le tocaba su turno a Lenin, “Un fantasma recorre Europa…”, y las vacas dejaban de comer y repetían mecánicas las proclamas de Matadora. “Revolución vacuna it’s coming”, “No dejes que te saquen la sangre ( leche)”, “ Quememos al granjero”. El establo estaba plagado de carteles subversivos.

Matadora era la cabecilla del grupo, e inflamaba las cabezas de sus compañeras con su elocuencia vacuna. Desde primera hora comunicaba sus “mugidos revolucionarios” a sus camaradas. Éstas estaban hartas de ser vejadas día si y otro también por las ásperas manos llenas de callos de George , el granjero, que extraía su leche sin contar con su consentimiento. Todo ello a cambio de un pasto de ínfima calidad, y con unas condiciones laborales asfixiantes. El progreso no había traído la felicidad, solo esos infames aparatos llamados “ordeñadoras”, que chupaban sin piedad, como sanguijuelas de metal, los doloridos pezones de las vacas. Había que hacer algo, y Matadora lo sabía…

( Continuará)

 Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Anuncios

6 pensamientos en ““MATADORA: LA VACA DE BAKUNIN”(I)

  1. Tu labor de escritor es magnifica, como quisiera tener la segunda parte de Matadora: LA VACA DE BAKUNIN. Comiquisimo: “una vaca culta y con tendencia a la izquierda” debo admitirlo nunca me he interesado por las lecturas politicas o doctrinales.

    EL cuadro parece la caratula de una pelicula proviniente de Quentin Tarantino, muy interesante Atticus, excelente eleccion.
    Matadora quemara al granjero?? le sacara la leche (sangre) al granjero? (mi mente tiende a ser cruel)
    Muero por saberlo, gracias por invitarme a leer tu blog.
    Un beso grande desde Vzla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s