LUNEANDO (XXI): COCOROSIE

 

“Tekno love song”

                                                                                                                                                                              Para Josune, mi amiga del Athletic


Hoy unimos este Luneando a una experiencia personal de Atticus y, por supuesto, a la fascinación que le produjo un grupo, un concierto, una canción. Corría el 25 de abril de 2010, y el circo Price de Madrid esperaba la actuación de Cocorosie . Atticus  había quedado atrapado, sobre todo por  su segundo disco “Noah’s Ark”, que ofrecía una música orgánica, una sugerente mezcla de estilos. Por supuesto, la electrónica ( con un sonido muy cuidado), guiños al country ( en “Oh, Saylor”), elementos folk ( como en el “Armmagedon”, que comienza casi como un espiritual), también guiños a la música brasileña ( “Brazilian sun”, con esos coros de Devendra Banhart tan cercanos al estilo de nuestro adorado Milton Nascimento).

Una gama de ritmos que nacen del más allá, cubiertos con un halo de misterio por la voz de estas dos hadas etéreas del pop electrónico, que mecen al tiempo con sus nostálgicas nanas. Voces que parece que proceden del fondo del mar, de los supervivientes de un naufragio y que emergen a la superficie como el eco de una caracola. Atticus se vio sorprendido por la gran afluencia de instrumentos, el piano, al arpa ( instrumento que le vuelve loco especialmente ) , el theremín, la guitarra,…., todos ellos dotados de un fuerte magnetismo. Pero, lo que sorprende en los discos de Cocorosie son los elementos sonoros, el sonido de un teléfono, gemidos, lamentos ( a veces encerrados en voces tan enormes como la de Antonhy and the Johnsons, en “Beautiful Boyz”)

A unos les podrá gustar más que a otros, lo que no se puede negar  es que la música de Cocoroise destila una rara belleza que es difícilmente catalogable, pero es valiente, y eso le gusta a Atticus . Todos esos sonidos contribuyen  a crear una atmósfera misteriosa, exuberante y tremendamente atractiva. Atticus reconoce que la  primera audición le dejó indiferente, incluso le espantó, pero  en sucesivas audiciones fue creciendo y metiéndose en su coco como un mantra o nana electrónica ( muy al estilo, porqué no decirlo, de los lamentos cósmicos de la gran Beth Gibbons de Portishead).

Sin duda, su “tekno love song”, canción que escogemos por su exotismo romántico, es eso, una especie de mantra o nana electrónica del más allá. Cantada con un lacerante tono lírico. Quizás lo más logrado es ese riff  enigmático y casi obsesivo.

El año pasado repitió en el Price.  Atticus fue testigo de su espectáculo en 2010, con motivo de la presentación del que hasta la fecha es su último disco ,“Grey oceans” y sin duda es peculiar. Una puesta en escena a medio camino entre “Nosferatu” y “Caperucita roja”. Vestidas con vaporosas y sedosas  túnicas, como si fuesen hadas que arrullaran nuestro sueño, estas artistas multidisciplinares , las hermanas Cassidy, se adueñaron del Price. Sonidos insólitos de instrumentos insólitos; al fondo, imágenes que parecían salidas de un sueño, y que construyen un espectáculo y una puesta en escena  que podríamos calificar de gótico-electrónica.

Atticus, con su perfecto traje de lino y su leontina de oro estaba al lado de una chica con el pelo rosa, el look no importaba, dentro de poco el sonido de las hermanas Cassidy nos iba a transportar a un universo donde estas cosas no importan…

Jorge Fernández- Bermejo Rodríguez

 

 

Hoy os “pinchamos” dos vídeos, ambos pura evocación, el primero ofrece la versión habitual  y el otro es de un concierto en Nantes en 2004, para que vean lo cambiantes y originales que son  las hermanas Cassidy , que convierten sus conciertos en experiencias muy especiales, Atticus casi que se queda con Nantes…

Nos vamos a Nantes, 2004…

Anuncios

7 pensamientos en “LUNEANDO (XXI): COCOROSIE

  1. Vaya lueando más raro. Para empezar me lo encuentro el domingo por la tarde, pero veo que no conozco a los protagonistas y leo y escucho las dos versiones, y el caso es que me gustaron, casi más la de estudio, aunque a medida que avanzaba se me hacía larga, así que, dije que mejor oir un disco completo. Eso acabo de hacer, bueno he oido medio porque es infumable. He llegado hasta una canción que se llama “tahiti rain song” de un tal “La maison de mon Reve”. A ver si es un error y estoy oyendo otra cosa porque esto me ha parecido aburrido, con todos mis respetos, aunque miraré de oir otro disco de 2005 que se llama “Noah’s ark” aunque será otro día. Ahora voy a seguir escuchando a McEnroe que era lo que estaba haciendo.
    Un saludo,

    • Ah, por cierto, se me olvidaba, tal como atestigua Atticus, en directo, sorprenden y mucho, creando un espectáculo sugerente, emocional, extrañamente atractivo, y las voces de las hermanas Cassidy son bellísimas,…, claro, todo esto para un público que no se deje llevar por los prejuicios.

  2. Realmente, las hermanas Cassidy son artistas diferentes, recúrrase al lugar común: “poco convencionales”. Agradezco su comentario, amigo Favalli, pero es que luneando quiere ser una sección cambiante y quiere dar oportunidades a músicos atrevidos. En esta tesitura se sitúa Cocorosie que siempre sorprende, y que tiene por principal atractivo su libertad.
    Su estilo es difícilmente asimilable a la primera escucha, hay que concederle el tiempo necesario y ser un poco tolerantes. Sus canciones, a veces parecen brotar de una extraña caja de música, otras veces se asemejan a un misterioso canto tribal, pero de su audición se rescata una inaprensible emoción.
    Siento que en este caso no haya colmado sus expectativas, nunca llueve a gusto de todos, no obstante, me reconoce que la concreta canción seleccionada si le ha gustado. Por otro lado, decirle que muchas semanas Atticus cuelga la canción los domingos, sobre todo cuando recuerda la mesa de su despacho llena de expedientes apilados, que no le permiten colgarla los lunes, porfavor sean benevolentes con él.
    Un saludo desde el extraño y sugerente mundo de las hermanas Cassidy…

    • No me gusta, es un aburriemiento, me han cansado como todos estos que van de raros. Alguna excepción en alguna canción. Me pasa lo mismo que con Bjork, Radiohead, Anthony and the Jonhsons,,,,, esto está dentro del mundo Coixet y no me gusta. Un abrazo

      • Ja,ja,ja!!!, “el mundo Coixet”, se echa de menos el tiempo de “Cosas que nunca te dije” o “mi vida sin mí”, ¿verdad?,…, pero difiero en una cosa, están los que son raros y los que van de raros, y créeme, Cocorosie son raros. Un abrazo, se agradecen sus visitas a Luneando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s