LUNEANDO (XII): CRY BABY

OTOÑO EN LUNEANDO

 

A quien la primavera les yermó y rompió el corazón el otoño se lo cura”

                                                                                 ( HANNAH ARENDT)

 

El final de septiembre se tiñe de melancolía en Luneando, pero es la melancolía tal como la definió el genio canadiense Leonard Cohen “la alegría de estar triste”. Porque la melancolía también puede ser el motor de nuestras vidas, inspirar nuestros actos.

Septiembre es el mes favorito de Atticus , es un mes de reencuentros, donde nacen nuevas esperanzas, nuevas metas, nuevos amores.

El otoño nos sorprende cuando aún paladeamos el recuerdo encendido del verano. Recordamos aquellos granitos dorados de arena que, como pepitas de oro, como pequeñas partículas de nuestra memoria, abrasaron las plantas de nuestros pies.

Vivimos en la resaca del recuerdo salado del mar, escuchamos confuso en nuestro subconsciente el cántico eterno que traen las olas y, entonces, de vuelta  a la realidad ,el oro de una crujiente hoja otoñal despierta nuestros sentidos y sustituye sin reproches el dorado de la arena.

¡ Es otoño en Innisfree!, el verdor casi irreal de sus míticas praderas es más verde aún, está más vivo, más latente que nunca…

Para abrir esta repentina temporada de otoño en Innisfree, hoy traemos a Cry Baby, si, como suena, llorón. El nombre quizás sea tomado de aquella película del iconoclasta John Waters de 1990, donde el llorón no era otro que Johnny Deep. Atticus ha caído rendidamente enamorado de una canción de este irlandés, cuya única ambición desde su nacimiento fue la de ser músico. Una canción que se regodea en la nostalgia, en la angustia del amor perdido “cuando las luces se apagan” y ya solo nos quedan los recuerdos. Los críticos le han comparado con Roy Orbinson, con Jesus&Mary chains o con los mismísimos The Smiths, Atticus se acuerda de la voz de otro de sus crooner favoritos que toca su fibra sensible y que como el irlandés está lleno de melancolía, Richard Hawley. También se acuerda del dandy Rufus Waingwright en algunos momentos , en fin disfrutemos de esta maravillosa canción tan otoñal,  “When the lights go out” de Cry baby…

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Anuncios

9 pensamientos en “LUNEANDO (XII): CRY BABY

  1. Hola Atticus, voy con algo de retraso pero te debía una crítica a este luneando, aunque he visto el siguiente y te has ganado otra. Aquí seré crítico contigo, tal y como te advertí, aunque reconozco que me lo pusiste dificil, porque la canción de este Cry Baby está bien, así que no me rendí y escuché el disco y a la cuarta canción tuve que parar,,,,, otro tostón como me temía, el sube y baja de la voz, la cadencia musical empalagosa, me pidieron parar y no dedicar un minuto más a esta banda. Tendremos que seguir investigando y manteniendo el listón alto.
    Efectivamente recuerda a Wainwright y cansa tanto como él, así que, te animo a buscar, prueba con Syd Matters, banda francesa, de voz similar pero más rugosa, más profunda y con giros musicales mas frescos y nuevos.
    Aunque no me gustó Cry Baby, me disgustó menos que The Cure, Artic Monkeys y Stone Roses, en sus tiempos fueron buenos pero ahora solo apuntan al bolsillo y no pago su decadencia, lo siento.
    Un abrazo y voy a por el pesado de Micah P. Hinson, que no descansa en paz ni nos deja despues de su primer gran disco.

  2. Muy bien por Favalli, Atticus acepta de buen grado sus críticas, pero por partes. De Cry Baby, Atticus reconoce que no ha escuchado el disco, pero que cayó enamorado de la canción en cuestión, que escuchó en Radio 3. Apuntaré a Syd Matters, pese a ser franceses, porque hablando de cansinos Benjamin Byolay puede ser el número uno.
    Con Rufus Wainwright creo que eres demasiado duro, aunque reconozco que puede dar la de cal y la de arena. También te pido que apuntes en tu agenda a Richard Hawley, memorable crooner.
    En cuanto a The cure y Stone Roses, de acuerdo, viven una brillante decadencia, pero nos han dado tanto. Con Ian Wright ya fui duro, su voz no está para muchas giras, pero sus guitarras siguen rugiendo. De The cure, si, puede que vivan de glorias pasadas, pero su directo sigue impactando y lo de Robert Smith es de otro mundo. Es muy dicutible, se pinta de longevidad lo que es senectud, solo hay que mirar a “sus satánicas majestades”.
    Artic Monkeys, lo mismo le digo, ahora no les sigo, pero su primer disco fue muy bueno, y “A certain Romance” un pastillazo, y también sobreviven de las rentas. Finalmente MPH, solo un pero, tiene dos grandes discos el Gosspell Progress también me lo parece, además tú fuistes el culpable de que me enganchara su voz cavernosa y sincera.
    En fin, me gusta tu postura guerrera, Atticus las desea para ir hallando perlas y mostrarlas al mundo. No quiero complacencia, bien por Favalli!, solo le digo que el próximo luneando es incontestable, un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s