CUENTOS PÁLIDOS DE AGOSTO (III): “ESCURRIDIZO”

 

 

El perfume intenso de la menta silenciaba el hedor putrefacto del cuerpo  ensangrentado. Tenía la carne magullada, como cocida a tijeretazos. Ahora estaba casi criando malvas y no era más que un fardo obsceno abandonado en mitad de la mullida hojarasca.

En su estado de semiinconsciencia se preguntaba cómo había llegado hasta allí. Sólo recordaba el bar, los Jack Daniels, las putas, y luego,…, ¿qué?. Se torturaba intentando hacer retroceder su mente. Sentía que no le quedaba tiempo, y quería morir pudiendo explicarse porqué había muerto.

<< Vamos, vamos, piensa, que esto se acaba…>>. Estaba aturdido por los golpes sufridos y no podía pensar con claridad. << Dios, estoy acabado, cuantas veces pensé en un final así, y sin embargo, seguía en el negocio>>. Intentaba abrir sus ojos amoratados, pero lo único que percibía era la oscuridad circundante. No podía mover ni siquiera las manos, así que intentó oler a su alrededor, olía a lodo y a tierra mojada. Entonces se concentró en el gusto, pero sólo percibió el sabor de la sangre que se agolpaba en su boca seca.

De repente, escuchó  pasos a su alrededor, al menos uno de sus sentidos no le abandonaba, pensó con indolencia. << Por favor, ayúdame, seas quien seas, alguien me ha dejado aquí…>>. Dos hachazos reventaron su cráneo como un coco. “El predicador”, pues así lo llamaban, secó el filo del hacha y escupió sobre el cadáver <<Vete a la chingada, pinche cabrón, por mis chamacos >>.


 

 

Anuncios

5 pensamientos en “CUENTOS PÁLIDOS DE AGOSTO (III): “ESCURRIDIZO”

    • Si, esa era la pretensión, amigo Joseph, conseguir transmitir el tacto de la escurridiza oscuridad, o dicho de otro modo, una negrura viscosa,…, y la B.S.O. no tiene desperdicio, Atticus tiene perdida la cabeza con esta canción tan modernamente retro de los chicos del Instituto mejicano de sonido, un saludo muy “chingón”.

  1. Me gusta la utilizacion de las palabras tipicas y usuales del lexico mexicano, el final esplendido, y fue todo un arte asignarle esa fantastica cancion a tu cuento, le da una dimension completamente distinta. Me encanto la experiencia, muchos besos y abrazos desde Venezuela!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s