HOPPER: “PICTURES OF AMERICA”

Nada podría asombrar a un norteamericano”

( Jules Verne, “De la Tierra a la Luna”)

                                                

Me encuentro en la estación de Atocha, un calor húmedo y canicular amuerma mis neuronas.  Nada más pasar el control rutinario de equipajes observo el pasillo inmenso de acceso a las lanzaderas y mi mente inconcientemente pinta cuadros de Hopper por todas partes. Pienso en esos inmensos espacios repletos de gente anónima, sin rostro, que deambulan como hormigas.

Me siento en mi plaza. Mala suerte, no me tocó ventana. Pero me incorporo y mis pupilas rebosan de paisajes de campos llanos devastados por el sol. Mi mente se vuelve a transportar al viejo sur de los Estados Unidos, donde la paleta de Hopper se obsesiona por las casas aisladas al pie de los raíles del tren. Inabarcables paisajes dorados  son excusa para reflejar las distintas intensidades de la luz. Pensemos en la fabulosa “Puesta de sol ferroviaria”, con esa luz anaranjada.

Otra obsesión, y es una obviedad decirlo son las habitaciones vacías, o con un personaje que encierra un enigma, que esconde una historia ( recordemos su famoso “Hotelroom”, con el que ilustrábamos la canción “Empty room” de los Arcade fire).

Y ahí comienza la llamémosla así, vocación cinematográfica del estilo de este genio. Otras veces esas habitaciones esconden una crítica social ( “ Conference at night” bien podría describir una reunión clandestina en época anticomunista).

Las más de las veces sus habitaciones reflejan incomunicación (en la escena de “Room in New York I”, observamos al típico marido americano hojeando el newspaper, y su mujer al fondo con sus labores ), o puro aburrimiento de sus ocupantes.

En definitiva, Hopper nos convierte en perfectos Voyeurs  de la cotidianeidad de la vida americana de mitad de siglo XX. Y en los cuadros de habitaciones se encuentra otra de sus marcas de estilo, el punto de vista absolutamente novedoso y tan potente como una fotografía. Pero Hopper también pinta escenas de calle, es un pintor urbano y nos habla de la vida acelerada de la ciudad, y los seres que deambulan por sus cuadros son seres sin ojos, sin expresión, como títeres o maniquíes que arrastran su abulia. Son como insectos y Hopper su frío entomólogo.

Volviendo al cine, no podemos perder de vista su “House by railroad”, que sirviera de inspiración a Hitchcock para construir su Motel Bates. Alguno de sus grabados parecen salidos de un storyboard  de una película de Orson Welles ( observen si no “ Sombras nocturnas” ). Y si hablamos de cine, sin duda nos detendremos en la cafetería del cuadro “Nighthawks”, que bien podría ser la del relato “Los asesinos” de Hemingway, llevada al cine por Siodmak en la mítica “Forajidos” ( 1946).

                          “House of the railroad”

Cuando miro la fachada del “Early Sunday morning”, no se porqué pienso en los Soprano.

En definitiva, un goce para los sentidos que se convierte en otra de las recomendaciones veraniegas de Atticus.

Despedimos con dos cuadros: El primero, “Morning sun”, donde su mujer, su principal modelo, posa con las piernas semiflexionadas encima de una cama, mientras contempla la puesta de sol matutina. Cuadro, que dentro de su tono distante y tendente a la soledad puede despertar optimismo y luminosidad.

El segundo “Dos cómicos”, su última obra conocida, cuadro que podríamos calificar como  críptico . Dos Clowns parecen saludar al público, sin ojos, casi sin rasgos , en una escena muy francesa . No hemos tocado su declarada admiración por la pintura francesa. Degas o Cezanne fueron dos de sus grandes influencias. Pues estos dos Clowns llenos de soledad dentro de un espacio vacío que podría ser el absurdo  escenario de la vida que pintó Hopper parece que quieren decirnos que “the show must go on”…

             Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

       “Sol de mañana” ( 1952)

                                            “ Dos cómicos” (1966)

*Dónde: Madid, Museo Thyssen-Bornemisza.

*Cuando: del 12/6 al 16/9 del 2012.  

Anuncios

3 pensamientos en “HOPPER: “PICTURES OF AMERICA”

  1. La luz, los claroscuros, la soledad retratada. Sin duda uno de los grandes de la cotidianidad mas desoladora. Muy buen articulo, escrito desde dentro, con las entrañas que se decía antes. Cuidate

    • Si, amigo plared, Hopper me parece un pintor muy interesante, pintor de la soledad, de la incomunicación en la gran ciudad, urbano y rural a un tiempo, y con un punto de misterio, ya que parte de la historias que cuenta quedan fuera de plano.
      De verdad que muy recomendable la exposición, un saludo y gracias por tus acertados comentarios.

  2. Pingback: LUNEANDO LX | thewaytoinnisfree

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s