ERES LA LEGAÑA…

                                                   Para las lagañas solas

                                                        hay en las coplas pobrezas

                                                         pues siempre se son lagañas

                                                   aunque Lucinda las tenga.

( Romance XLI; Francisco de Quevedo)

Eres la legaña de mi sueño,

que me lleva con empeño,

al freno de mi delirio,

hacia un aburrido exilio.

No te enteras que no quiero,

y te lo digo sincero,

atarme a este absurdo mundo,

de ahí mi canto rotundo.

Rotundo como un cuchillo,

que deslumbra con su brillo,

que hiere pero no mata,

que no obedece ni acata.

No acata la torpe norma,

se escapa de vuestra horma,

cuna de lerdos y zafios,

que se hospedan en palacios.

Yo me aíslo en el olvido,

consciente de lo vivido,

aspiro el olor del-lirio,

escapando del martirio.

                     

                                                            Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s