BELLE & SEBASTIAN

  El colectivo sonoro: Belle& Sebastian

Hoy “The way to Innisfree” habla de música, como tantas otras veces, pero une la música con una experiencia personal de Atticus. La música, los conciertos, los festivales siempre están asociados con cosas que nos suceden y Atticus vio a Belle & Sebastian el 11 de Marzo de 2004, si, es cierto, en la sala Aqualung. No es que me sienta orgulloso de ello, es que mi mejor amigo y yo, ambos locos por los escoceses teníamos compradas las entradas para ese día desde hacía tiempo, y acudimos a la sala con una sensación extraña, claro, porque dadas las circunstancias, no sabíamos si el concierto se iba a celebrar o no. Creo recordar que era un Viernes, pero no me hagáis caso, la mente juega malas pasadas.

Llegué esa misma mañana a Madrid, con mi madre, y en autobús, pues la lanzadera en la que inicialmente viajaríamos, lógicamente quedó interrumpida. Madrid aún estaba bajo las secuelas del terror, y las caras eran de crispación y de indignación, pero la armónica de Stevie Jackson, uno de los miembros seminales del grupo interpretando la bellísima “Fuck that shit” de la B.S.O. de la película “Storytelling” , sirvió de epifanía para calmar temporalmente las almas de los allí concitados.

Como una canción vale más que mil palabras, dejo temporalmente de teclear y aquí tenéis el “Wandering alone”, temazo con aires de  standart de toda la vida llevada al terreno del pop,  que forma parte de la BSO de la película “Storytelling” ( Todd Solonz, 2001), disfrútenla, lo merece.

Lógicamente no recuerdo el “track-list”, pero si recuerdo que mi amigo y yo quedamos absolutamente anonadados ante este colectivo sonoro llamado Belle and Sebastian liderado por ese gigante del pop , Stuart Murdoch, que jugaban entre ellos con los instrumentos, cambiando unas congas por una trompeta, y ésta luego por una guitarra,  transmitiendo un entusiasmo por la vida y por la música al público, que estaba desbordado y embobado.

Con el tiempo, han surgido voces agoreras que han redundado en la pérdida de gracia de los escoceses, amenazados en su trono de reyes del pop sensible por bandas pujantes como Summerfiction, los también escoceses Camera Obscura o The Hidden Cameras. Pero con su último largo, “Write about love” demuestran que el terciopelo escocés sigue estando en plena forma.

Este álbum tiene grandes hits como el “ I want the World to stop”, o canciones juguetonas como “I’m not living in the real world” ( que nos recuerda a la divertida  “We are the sleepyhands” de su anterior trabajo), la canción que abre el disco “I didn’t see it coming”, o quizás mi favorita, “ I can see your future”, balada en la vena lírica de este gran grupo de pop, pero que es algo más que pop ,ya que tiene una raíces culturales muy claras y profundas ( sólo hay q recordar la cubierta del “ If you feeling sinister”, posiblemente su mejor álbum, en la que aparece en primer plano una chica recostada en la cama y, de fondo, “The trial”, el proceso).

Es cuchemos esa preciosidad llamada: “I can see your future”…

En fin, que Atticus no está de acuerdo con esas voces agoreras, porque los viene siguiendo desde que escuchara por primera vez el “Tigermilk”(1996), con esa portada que le hubiera encantado a Warhol y a la Velvet, en la que aparece una  chica con actitud de amamantar a un tigre de peluche. Un álbum, que por cierto, fue el resultado de un proyecto académico, luego la historia crecería. En este disco sonaba el “State that I am in”, verdadera canción bandera del grupo.

Luego vinieron discos notables, como el “The boy with the arab strab” (1998), y por supuesto, el ya mencionado “ If you feeling sinister”( 1996), con esas portadas tan de los Smiths, otro grupo que, sin duda está entre sus referentes. Amén de los brillantísimos y cuidadísimos singles. Por cierto, en las portadas de sus singles ocurre como en las películas de Howard Hawcks (aquí las artes también se emparentan, como nos gusta en the way to Innisfree) aparecen chicas preciosas, si no repasen la portada y el vídeo del “Wrapped up your books”, vídeo que por cierto, pueden ver en esta crónica.

 

“Books”, single ( 2004)                                                                                                                                                     


                                               

                                            

                                                  “Tigermilk” (1996)                                    


Comprueben, comprueben en este bonito vídeo la anterior afirmación…


En 2002 se bajó del barco Isobel Campbell, vocalista y verdadera musa del grupo, y  surgieron  los cenizos, como siempre. Pero pasado el tiempo y después de escuchar sus dos últimos largos, celebramos que nos quedan muchos años por disfrutar de un grupo exquisito, que hace una música por encima del tiempo, que por eso perdura. Una música cargada de la poesía de las cadenciosas gotas de lluvia que golpean contra el cristal de nuestro balcón en un tarde lluviosa de domingo, mientras recordamos lo bueno y lo malo, porque no nos queda otra.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Nos despedimos jugando con la rítmica “We are the sleepyhands” de su anterior trabajo “The life pursuit” ( 2006), una auténtica gozada de canción, compruébenlo,…

Anuncios

4 pensamientos en “BELLE & SEBASTIAN

  1. Acostumbrados a sufrir el informtunio cada vez que intentamos ir a un concierto, esta vez hubieramos preferido volver a quedarnos sin ir. Pero por esos azares de la vida, todo se detuvo menos la música. Todo cerrado, suspendido, precintado, pero este concierto siguió adelante y después de sacudirnos el dolor de la mala noticia y del entorno que nos rodeaba, fuimos en ese autobús de línea a la sala. Íbamos como si estuvieramos haciendo algo malo, medio a escondidas y cuando vimos a tanta gente que iba a lo que nosotros, se nos quitó el pudor, y se apagaron las luces y salió Adam Green con su guitarra y su banda,,,,, y el pop nos fulminó, tuvimos que comprar hasta una botellita de agua para ti y una cervecita para mi, para seguir disfrutando.
    Si Adam Green fue y es grande, después llegó el plato fuerte y continuamos disfrutando, de la música, de la experiencia y del momento, porque eso es para mi la música, el momento, la música es un bien de consumo y es perecedero, y esa noche hicimos lo que tocaba hacer, darnos un atracón.
    Sabes que después continuó la fiesta aunque a ti te tocó descansar y así pudimos saborear lo vivido, desde distintas perspectivas, yo me fuí a buscar más noche con los dos señores que atiborrados de cervezas nos esperaban en la salida, te acuerdas??
    Pues no se me olvidó que me financiaste la entrada y así pude mantener mi prima de riesgo por debajo de la de Grecia. Eso no era un gasto, fue una gran invesión que aún da sus frutos.
    Un abrazo y gracias por compartirlo amigo,

  2. Esas son las inversiones que justifican nuestro paso por la vida,…, gracias por un comentario tan bonito, sabes que Atticus es muy emotivo, tocaste su corazón,…, los conciertos tienden a convertirse en bonitos recuerdos con gente a la que quieres, pese que ese día todo Madrid y toda España lloraba,…, es de justicia traer a colación al bueno de Adam Green, la verdad es que disfrutamos como enanos, qué bonito revivir estos recuerdos que te unen para siempre,…, un abrazo gigante desde Innisfree, amigo!

  3. Pingback: LUNEANDO XXVII | thewaytoinnisfree

  4. Pingback: LUNEANDO XXXI | thewaytoinnisfree

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s