LOS SUEÑOS DE LA LUNA

        

                                                         

 I

La luna busca cobijo entre colinas y zarzas, la luna muerde la carne y la convierte en silencio, la luna galopa suave y va trotando sin dueño, no sabe que tiene dueño, que su dueño es mi dueño, el dueño de nuestros sueños, tus dos ojitos marrones que me dejan sin aliento.

 II

 

La luna desciende triste por la ladera del monte, triste como la canela, y te da un beso en la frente. De su cara sonrojada, nace el sol por la mañana.

 III

 

La luna va por el cerro, busca tu cara y no encuentra, todo se queda en penumbra. Va menguando, poco a poco, al compás de tu ausencia. La luna desaparece, se la beben las estrellas, todo se queda en silencio, desaparece la luna.

IV

 

La luna baila en la noche con traje de gasa y seda. La seducen tus ojitos, por ellos se va de fiesta. Gira y gira, sin parar, al vaivén de la trompeta. Pero, de pronto, enmudece, tus dos ojitos se cierran, y se termina la fiesta.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Anuncios

4 pensamientos en “LOS SUEÑOS DE LA LUNA

  1. “La luna busca
    la luna desciende
    la luna va por el cerro
    la luna baila”
    …La luna brilla, blanca, gorda

    Precioso todo lo que dices de la luna. Yo, por y con la luna me vuelvo otra. Ahora que voy a ser abuela, tendré muy en cuenta lo que dices, se lo contaré cuando crezca.
    Besicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s