CAMINO DE INNISFREE

P1010075

Fotografía tomada del blog: conchapec.blogspot.com 

 Dicen que en mitad del Mar de Arán se alza majestuoso el reino del brezo. Un verdor irreal corona las praderas de Innisfree. Pero no es el verde crujiente de la hiedra de Andalucía, ni el verde de Federico, es el verde sereno y brillante mecido por el viento. Son las verdes praderas de los Salmos.

Allí reposa el alma de Atticus, en la dicha inefable de cantos futuros, allí le cuenta Atticus sus sueños a la traviesa Scout , que le mira de reojo con  pícaros ojos de recelo, y termina rendida al arrullo de su elocuencia.

Y desde este paraíso, real o imaginario, Atticus os quiere contar a todos vosotros la espuma de sus sueños.

 

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

 

 

 

Poema La Isla Del Lago De Innisfree de William Butler Yeats

 

Me levantaré y me pondré en marcha, y a Innisfree iré,
y una choza haré allí, de arcilla y espinos:
nueve surcos de habas tendré allí, un panal para la miel,
y viviré solo en el arrullo de los zumbidos.

Y tendré algo de paz allí, porque la paz viene goteando con calma,
goteando desde los velos de la mañana hasta allí donde canta el grillo;
allí la medianoche es una luz tenue, y el mediodía un brillo escarlata
y el atardecer pleno de alas de pardillo.

Me levantaré y me pondré en marcha, noche y día,
oigo el agua del lago chapotear levemente contra la orilla;
mientras permanezco quieto en la carretera o en el asfalto gris
la oigo en lo más profundo del corazón.

W.B. YEATS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s